Etiquetas

jueves, 6 de febrero de 2014

Biografía de Jade.Bueno

Jade.  Bueno nace en Badalona el 10/12/66 y es hija de padres andaluces que le inculcan el arte.  Ve a sus padres cómo se cantan coplillas de amor y no puede evitar soñar entre cacerolas y pucheros en un amor como el de ellos.  Escribe poemas de amor, versos sin saber hacerlo, sueña, es una niña feliz.  Hasta que le llega el amor y la rompe en dos; ya no es una niña inocente, ha dejado de mecer olas en el mar.  Muere su padre, él la salvaba siempre, se trasforma en una muñeca oscura incapaz de ver la belleza de la vida.  Serán sus hijos, fruto del amor sangrado, la que la devuelvan a la vida, al amor a la esperanza, a las letras, a pesar del dolor y de la enfermedad.  Jade.  Bueno aprende a amar de distinta manera, ama las letras y sueña, quizás, con el amor, en alguien que entienda su dolor y sepa que también siente que también ama.  Que solo fue víctima del amor.  DE su encuentro por, buscar ese amor, nace su primer libro de poemas llamado:  Sigo Cayendo Hacia TI del cual dice:  nos hemos reconciliado el siempre me amara y yo a el
 Actualmente tiene un blogger donde plasma su creatividad usando su cámara y su poesía.  http://diariodejadepoe.blogspot.com.es/
Le gusta el italiano y el portugués y no duda en usarlos, en sus escritos aunque, no entienda esas lenguas.  Tampoco pudo en su día aprender su lengua materna, el catalán pero poco a poco lo está logrando.  Es una artista autodidacta y ha colaborado en varios sitios como:  Matemáticas y poesía, al atreverse con palabras matemáticas, ha colaborado con un libro llamado Amanecer solitario y con su poema Gladiador y en otro llamado la Nevera con su micro la chica misteriosa micros que, también le gusta hacer.  Colabora en Ciber poesía, y en memoriapoetica y por ultimo en la revista de arte y cultura Unit Sound Magazine.

Ella dice:  me gustaría tener más, captación de mi entorno, absorber y nutrirme de toda clase de conocimientos que no aprendí ó sea volver a mi infancia he ir, a esas clases donde me daban coscorrones y en los nudillos por no, saberme la lección.